VACACIONES EN CASA CON NUESTROS HIJOS



Si este verano no podrás salir unos días fuera de tu ciudad, hay alternativas muy buenas para hacer con tus hijos.

 

Llegan las vacaciones de nuestros hijos y debemos organizarnos para establecer una nueva rutina en el hogar, porque sin colegio y sus respectivas actividades extraescolares, los niños pasarán mucho más tiempo en casa. ¿Y si además la familia, no puede salir de viaje? ¿Qué hacer con los niños? Aunque parezca que las vacaciones no son como tal sin un viaje, no es así. Se puede pasar bien sin tener que salir de casa.

Lo más importante es organizarse y hacer una agenda para las vacaciones. Es importante planificar los días para ir a la piscina o, si se puede, a la playa, ir al cine, para pintar y hacer dibujos, hacer manualidades, jardinear, cocinar, encontrarse con algún amigo o familiar, ir al parque, visitar algún museo, jugar con juegos de mesa, andar en bicicleta y hasta armar un teatro en casa ¿por qué no?

Es fundamental que los niños tengan ciertas obligaciones, aunque estén de vacaciones. Éstas pueden consistir en dividir las tareas durante la semana, como hacer la cama, poner la mesa, lavar los platos, ordenar la ropa del planchado u otra actividad de la casa que el niño sea capaz de hacer, según su edad. Las tareas del hogar deben ser compartidas entre todos.

Pero también es buena idea proponer a los niños que tengan el día de 'todo es permitido'. En este día, no se hace nada en casa, no se hacen las camas, no se hace desayuno, almuerzo ni cena. Un día de libertad para todos.

Además, si papá y mamá están trabajando y los niños se quedan con otro adulto, es ideal reservar los fines de semana para un paseo fuera de casa, para un picnic en el campo, un paseo en bicicleta, ver o jugar un partido de fútbol, un encuentro con otras familias, etc.

También puedes aprovechar las vacaciones con los niños en la casa para terminar algún proyecto, como pintar la pared de su pieza u organizar los muebles de la casa. A los niños les encanta participar de estas tareas.

Y como siempre es bueno aprender algo nuevo, pueden hacerlo entre todos, por ejemplo nadar, leer, sumar y restar a través de juegos, navegar por Internet, practicar valores en casa, hacer algún trabajo voluntario o hacer un huerto casero.

Tener a los niños en casa representa algo más de trabajo, pero también es divertido tener todo el tiempo para estar con ellos, conocerlos más y aprender con ellos. Algo que seguro recordarán con mucho cariño.