USO DEL BLOQUEADOR SOLAR ¿MITO O REALIDAD?

En la siguiente nota entérate qué tan necesario es el uso del protector solar

 

Estamos en pleno verano, muchos están de vacaciones, a pleno sol, y otros expuestos a las radiaciones UV, por trabajar al aire libre. Y junto con ello, vienen los mensajes interminables de “ponte bloqueador”, pero ¿qué tan importante es?

Efectivamente, el uso de protector solar ayuda a tu salud de varias maneras porque te protege de las radiaciones  del sol, reduce el riesgo de padecer cáncer de piel, el envejecimiento y las quemaduras solares. El mejor producto para que la piel no reciba los daños y permanezca joven más tiempo, son los protectores y bloqueadores solares.

El protector solar protege tu piel de los rayos ultravioleta del sol. Hay dos tipos de rayos UV, conocidos como rayos UVA y UVB, que provocan cambios perjudiciales en la piel. Los rayos UVA representan hasta el 95 por ciento de la radiación ultravioleta. Pese a que los rayos UVB son menos prevalentes, también causan daños. Tanto los rayos UVA como los UVB contribuyen al desarrollo de cáncer de piel, incluyendo el carcinoma de células basales, el carcinoma de células escamosas y el melanoma. Por ello es que los expertos recomiendan que todos protejan su piel usando bloqueador solar y hacerlo durante todo el año.

Pero ¿cuál es la diferencia entre el protector y el bloqueador solar?

Los protectores absorben y reflejan la radiación ultravioleta y les toma alrededor de 30 minutos ser absorbidos por la piel (por eso se necesita aplicarlo con anticipación para que funcione), y se debe volver a aplicar luego de nadar o transpirar, incluso si el producto es a prueba de agua. Suelen ser transparentes e invisibles al aplicarlos. En cambio, los bloqueadores están hechos de óxido de zinc o de titanio para poder reflejar los rayos e impedir que alcancen tu piel, son más espesos, permanecen visibles al aplicarlos y son más difíciles de enjuagar que los protectores.

Para elegir lo que necesitas, debes buscar un protector solar que ofrezca cobertura UV de amplio espectro y tenga un factor de protección solar o SPF de al menos 30. Además, consulta la etiqueta para saber si debes volver a aplicar el producto cada 40 u 80 minutos. El protector solar no bloquea el sol o dura más de 2 horas. Al leer cuidadosamente la etiqueta de un producto, se puede seleccionar el mejor protector solar para proteger tu piel.

Es recomendable poner especial cuidado en las zonas que mayor exposición solar reciben, como son cara, orejas, cuero cabelludo, escote, manos y empeines.

Y ahora, a disfrutar del sol, pero tomando todas las precauciones necesarias.